MISIONES
FUERA DE CHILE

Las escrituras enseñan en Hechos 1:8b (NTV), “…y serán mis testigos, y les hablarán a las gentes acerca de mí en todas partes; en Jerusalén, por toda Judea, en Samaria y hasta los lugares mas lejanos de la tierra”, y entendemos por convicción que de ninguna forma las escrituras nos hablan de un orden cronológico en la realización de las misiones, sino que según la guianza del mismo Señor Jesucristo debemos propagar su mensaje no sólo en nuestra nación, sino en todos aquellos lugares del planeta en donde el mismo Espíritu de Dios nos conduzca.

En respuesta a esta misma convicción hemos cruzado la frontera de nuestro país a naciones como Brasil, Uruguay, República Dominicana y en este ultimo tiempo a Argentina, llevando el mensaje del Evangelio, en proyectos juveniles, dictando Seminarios del Evangelio a líderes de iglesias hermanas, generando un vínculo ministerial en Brasil con un ministerio de esa nación por medio de la presencia permanente de un misionero y su familia,  quien ya trabaja con varios grupos hogareños respaldado por equipos misioneros que son enviados desde Chile, estableciendo grupos hogareños en Argentina;  todo esto con la mirada en la plantación de iglesias siendo esto el fin primero, y sumando el permitir exponer a los equipos que se envían enfrentarse al aprendizaje en terreno, al choque transcultural y a la formación directa en misiones.

Sin lugar a dudas las misiones no pueden ser un departamento dentro de la iglesia, la iglesia local en su esencia es misionera.